@  Eloisa Squirru, 2017

Criado en la vivaz atmósfera cultural de su hogar en la calle Ayacucho, donde la música, la conversación erudita y las obras de arte formaban parte de su  cotidianidad, Rafael fue desde el vamos un privilegiado, como él mismo reconocía. Colgaban en las paredes obras de Signac, Luca Giordano, Alice, Romero de Torres, Zubiaurre, Victorica, Butler, Quirós, Xul Solar, Figari, Pettoruti y Fader, entre muchos otros.

Crítica de arte

Tuvo maestros particulares de dibujo y expuso junto a otros niños cuando tenía cinco años.  A su ojo entrenado desde chico se añade con el tiempo su observación de los grandes clásicos en los museos del mundo y su estudio maniacal de cuanto libro de arte podía adquirir. Si a este background agregamos su talento como escritor y su capacidad oratoria, no es de sorprenderse que llegaría a ser, aún muy joven, uno de los críticos de arte más importantes del país. Con el tiempo, llegaría a la fama mundial.

         

La importancia de su labor crítica consiste no solamente en frutos concretos, como los dos primeros premios de artistas argentinos por él enviados a las bienales de Venecia y San Pablo en 1962, sino en el impulso que significaron sus críticas en el ascenso de artistas desconocidos u olvidados, en el aliento a quienes dudaban del propio talento o flaqueaban ante la indiferencia del medio, en la información que brindaba a sus lectores despertando su curiosidad y guiando su sensibilidad, en la prédica constante de la calidad como condición necesaria de la obra de arte.

Desde su primera página de arte como crítico de Mundo Argentino (1955) hasta su última crítica en La Nación (2005), desde su primer libro de arte (Barragán, Buenos Aires, Galería Rubbers, 1960) hasta el último (Leopoldo Torres Agüero, Fragments Editions, 1999), invitó al lector a compartir su entusiasmo por lo que consideraba valioso y a evitar lo que creía espurio, mediocre o dañino para el alma humana. Además de los contenidos, el estilo literario de su crítica hace de ella una creación artística per se.

Algunas críticas de arte

"Greco", Alberto Greco, Seis serigrafías, MAM, 1960

Miguel Ocampo, publicado en La Nación, 1987

Eduardo Mac Entyre, jerarquía universal, publicado en La Nación, 1993

 

Luis Barragán, del libro de poesía Amor 33, 1958

Leopoldo Presas, del libro de poesía Amor 33, 1958

Libros 

1/3