@  Eloisa Squirru, 2017

 Squirru x otros

Voces y miradas sobre Rafael

 
 

“…ordenador de espíritus

héroe en su propio tiempo,

letra y puños

de su puño y letra.

 

Más que sangre,

la tinta gráfica

su presencia.

 

Hombre ayer

hombre hoy

mañana hombre

siempre poeta.“

 

Natalio Jorge Povarché, 1973

"Quisiéramos comentar a Rafael Squirru con alguna palabra que trascendiera la banalidad de las formas. Decir, por ejemplo, que pueden inventariarse sus antecedentes, pero no enumerarse las formas de su amor y de su lucha. Que este hombre americano, lúcido, agresivo, es además y por todo lo que hace y dice una conciencia vigilante en América. Y que esta vigilia está llena de un proceso de efervescencia, de una desmesurada entrega hacia el hombre de América, de un permanente desasosiego.

 

Su resistencia, su oponerse a las formas más obscenas de la oscuridad y del silencio, su compromiso con el tiempo y el lenguaje, son una especie de resistencia en la alegría, porque él cree en las cosas que no se convertirán en chatarra, la dura permanencia oponiéndose al caos estéril y a la no-significación.

 

No sabemos si tiene una parte muy importante o muy pequeña de la verdad. Pero él es verdad. Sabemos que en el margen de sus cartas, cartas que van hacia todas las direcciones del mundo, escribe: En la lucha! Este libro es también parte de esa lucha."

 

Edna Pozzi, 1973

(contratapa del libro Quincunce americano de R. Squirru)

"Rafael Squirru, por momentos, parece Zorba, el genial personaje de Kazantzakis cuya capacidad de asombro no se detiene ni un instante, y en cuya estructura todos los elementos que la naturaleza y la técnica ponen al alcance de sus ojos sirven para dar una demostración vital de la fe y la constancia del hombre. Rafael Squirru siente en su sangre hervir los problemas de América Latina. El hombre nuevo americano tiene en su figura alargada y arrolladora y en su especial figura poética un elemento inestimable del camino que por Argentina (y por América Latina) debemos seguir para salir de la ciénaga que nos contiene y que muchos -silenciosos y silenciados- más que bien conocemos".

 

Ariel Canzani, 1973

"El poeta exilado

estirado en el diván

después de frugal y americano almuerzo

organización de estados alienados

y adónde la argentina

en el espacio y en el tiempo?

¡en el espíritu del poeta!

Hermano y guardián de sus hermanos

conciencia dulce y tolerante

me manda un mensaje

piensa en mí

piensa en todos

usando a sus amigos

como mensajeros

de la esperanza

y la fe

espectador noble

del desastre

espera

listo para conducirnos

a una patagonia tropical

que él vió

DESDE LA LUNA"

 

André Jordan, 1965

Para descargar

 

I always know when someone dear to me or important in my life

has passed away, Edgardo Krebs, 2016 Descargar 

A great guru, Catherine Ward Kavanagh, 1978 Descargar 

To Rafael, in your style

 

Even archangels don't stay long

so try to get questions accurate

as with expensive transatlantic calls

or hospital visiting,

even though we know we know

that the best answers seldom come from questions

but in parables, or a shared feast,

on postcards, or over cups of tea.

 

Since life makes the rules, not history,

we need more to check lines still open

than that the rules haven't changed;

rules being part of the game

as the first lesson. Then:

 

courage, to see what's possible,

decorum; filial piety;

at least, to cry and laugh during intervals.

The arts of solitude and shared time

(public life an advanced grade);

guessing the password, while

staying on the Qui Vive.

 

Your theories to prove it: that

our world, like God's, embraces

all of the Karamasovs,

and allows things to come to pass

according to natural forces, the

supernatural, the diabolical,

inertia and karma, all

holy energy, including law-making;

and that all can be over-ruled

by one thought, in an hour,

or in a grain of sand.

 

That best contains most.

That God has a sense of humour,

and likes it in others.  Bottom no fool,

nor Siegfried ludicrous, if sung from the heart.

 

That saints may be doves or serpents.

That pigs are dangerous.

Irony, like activity, a peril

and a quiet life a work of genius.

 

Mental bricks: Faith, respect, pride;  Hope,

balance, imagination; Love, a creed and a talent.

To diagnose without killing,

build without losing ground.

 

With questions as answers, write

legibly, on one side only,

in the right order

and with an eye on the clock.

 

                              Catherine Ward, 1978

 

BIOGRAFÍAS  Y  ENSAYOS 

Habían llegado a mis oídos que un argentino era el nuevo director de Cultura de la OEA. Según decían algunos, era un hombre muy particular y un tanto excéntrico, que solía pasearse por los pasillos vistiendo un poncho pampa, con aire distante y un mate en la mano. Se comentaba que era lo contrario de lo convencional y que era amigo de pintores y poetas. Yo lo conocía de nombre y sabía que había sido el fundador del Mamba y que apoyaba a los pintores jóvenes con talento. Sabía también que para ciertas personas no había nada más sospechoso que lo diferente. Y Squirru era diferente, sobre todo en contraste con el típico funcionario internacional. En primer lugar porque era difícil imaginar a un poeta como funcionario, y Squirru era poeta, lo cual en ese ambiente era más un estigma que un mérito.

Cada uno (de nosotros) llegaba con sus particulares problemas y necesidades. Rafael, aunque solía atendernos con cariño y respeto, se mostraba severo y de poca paciencia con actitudes caprichosas o descuidadas, tan frecuentes en los artistas. Era curioso observar como funcionban los dispositivos sensibles de Rafael con respecto a la gente, como operaba en ciertas circunstancias. Perdonaba cualquier quiebra de conducta menos la deslealtad, la mezquindad y la soberbia...

 

Carlos Alberto Salatino, 1979

del Prólogo de Arte de América de R. Squirru pág.6

 
 

POEMAS Y ESCRITOS NSAYOS